Puntos a tomar en cuenta para poner una papelería

Las papelerías, que suelen estar situadas cerca de una escuela o universidad, siguen desempeñando un papel esencial en la economía local. Veamos los componentes clave del plan de negocio de una papelería para ver cómo puede ser una estrategia moderna y rentable.

Los servicios más importantes

Una papelería vende material escolar y artículos de papelería (papel en varios formatos y tamaños, bolígrafos, lápices y accesorios), pero también puede vender libros de texto, mochilas y otras cosas relacionadas, como cartuchos de impresora.


Por lo general, los clientes tienen la opción de fotocopiar e imprimir como servicio añadido.

Es posible diversificar los ingresos vendiendo caramelos y otras cosas orientadas a los niños, como pegatinas, aprovechando que muchos consumidores son jóvenes.

Equipo de promotores

A la hora de desarrollar una estrategia comercial para una empresa de papelería, hay que tener en cuenta al menos tres elementos fundamentales:

  • Un conocimiento profundo de los productos.
  • Un conocimiento de la distribución.
  • Las características de un vendedor de éxito.
Ubicación
Este tipo de negocio se ajusta excelentemente a las tres reglas de la propiedad inmobiliaria (ubicación, ubicación, ubicación). Una papelería, en particular, debe situarse cerca de uno o varios centros educativos, preferiblemente frente a uno de ellos, como un instituto o una universidad. Las empresas necesitan papel, archivadores y otros materiales modestos, de ahí que una papelería pueda encontrarse en distritos comerciales.

Inversión necesaria

Para crear una nueva papelería, hay que invertir en aspectos como la decoración del local, la compra de muebles y estanterías (hay muchos ejemplos), la adquisición de equipos informáticos y, por supuesto, el abastecimiento de la tienda con productos.

El importe de la inversión necesaria varía mucho en función del tamaño del local, pero en general se estima que oscila entre 5,000 y 6,000 pesos, incluyendo el primer stock de artículos.


Conoce más de los Marcatextos

Uno de los instrumentos más importantes para estudiar son los marcatextos, o también llamados marcadores, resaltadores o subrayadores, ya que nos ayudan a resaltar las partes más importantes de un texto. En la actualidad, dicho producto está disponible en una amplia variedad de presentaciones, colores, precios y diseños en el mercado.

Importancia 

El uso mas común a la hora de estudiar, como hemos comentado anteriormente, es un paso esencial. Podremos destacar la información más significativa de un texto y recordarla más fácilmente gracias a su utilización. Asimismo, mediante el uso de marcatextos de diferentes colores, podemos dividir el material en temas o grupos basados en temas o categorías.


Tipos

  • Recargables vs. desechables

La posibilidad de reutilizar los marcadores fluorescentes es una de las características más comunes de este tipo de marcadores. Es decir, algunos cartuchos de tinta pueden renovarse, mientras que otros deben desecharse a medida que se agota la tinta.
Si te llama la atención lo primero, debes fijarte en este indique que es recargable. Del mismo modo, debemos valorar el coste de las tintas y si se ajustan a nuestras limitaciones presupuestarias. Por último, pero no menos importante, el uso de estos marcadores reutilizables ayuda a proteger el medio ambiente.
  • Tinta vs. gel
Aunque los resaltadores de tinta siguen dominando el mercado, han surgido progresivamente nuevas soluciones, como el resaltador de gel. En lugar de una pieza de fieltro, estos llevan un cartucho de gel en su interior.

Este tipo de resaltador tiene la ventaja de no secarse si se deja abierto. Además, a diferencia de los marcadores de tinta, no se decoloran ni manchan.

Tamaño 

La mayoría de los subrayadores fluorescentes tienen un tamaño convencional, con diversas peculiaridades de diseño (algunos redondeados, otros más aplanados, etc.). Sin embargo, últimamente se han popularizado en su versión mini. Esta versión de formato pequeño es conveniente para llevar o tener en el escritorio en circunstancias en las que empleamos varios colores. Del mismo modo, estos subrayadores son los más empleados para experimentar con su diseño. Están disponibles en una gama de colores y formas, todas ellas únicas e interesantes.

Colores

El amarillo fue el primer color y el más utilizado de la historia. Su veracidad es innegable. Sin embargo, con el tiempo se han incluido otros colores.
Al subrayar, se pueden utilizar diferentes colores para distinguir diferentes tipos de información en el mismo texto. También para distinguir las ideas del autor de las de otras fuentes en algunas circunstancias.